Foto Estudio y Video Digital  -  Palma de Mallorca
Juan José Simón Navarro
Hola soy Juanjo y soy fotógrafo.
Realizo reportajes Bautizos, Comuniones, boda, reportajes de familia y bebés, tanto dentro como fuera de España. Me encanta viajar y me desplazo allí donde “mis clientes” quieran que les acompañe…

Me encantan las bodas al aire libre, bodas modernas, en definitiva bodas originales, donde lo importante son las historias de amor que hay detrás de sus protagonistas.

Busco reportajes naturales, donde no hay situaciones forzadas, de ahí que huya de los posados. Me defino como una contador de historias, ofrezco algo más que fotografías de boda, una forma distinta de plasmar emociones y sentimientos…

Me encanta rodearme de gente feliz y enamorada y es por eso que adoro la fotografía de boda. Me considero privilegiado porque me dedico a lo que más me gusta en el mundo, conseguir que los instantes más bellos, duren para siempre.
Bodas
Si estas leyendo estas líneas es por que has decidido casarte, ¡enhorabuena!
Vas a vivir posiblemente uno de los días más felices de tu vida, cargado de emociones y sensaciones inexplicables. Tened por seguro que será un día irrepetible y precioso para vosotros, con toda la gente que queréis y os quiere a vuestro alrededor, compartiendo vuestra felicidad, y siendo testigos de como os prometéis amor eterno… ¿hay algo más bonito? Yo creo que no…

No presumo del número de bodas o reportajes fotográficos que tengo. No quiero competir con quién da más u ofrece más para conseguir más número de bodas… No, no quiero eso! Lo único que me interesa es que la pareja que desee que les acompañe en su día, sepan que amo mi trabajo y disfruto contando cada boda como si fuera la única. Ese es mi objetivo, contar con imágenes lo que veo, lo que siento…

Me encanta fotografiar el amor y a las parejas enamoradas, me apasiona ver como dos personas con sólo una mirada son capaces de transmitirse tantas cosas, y como con tan sólo una caricia pueden llegar a emocionarse…

Vuestra boda debe ser especial, y vosotros debéis de hacerla especial y mágica. Yo no hago magia, capturo la magia. Busco novios que se desvivan por su boda, que cuando me escriban se les note que se casan por amor, y que les intereso porque les gusta mi fotografía, y entienden mi forma de trabajar… Del resto me encargo yo, soy un narrador de historias…, de vuestra historia…

No pretendo que mis fotografías gusten a todo el mundo, lo importante es que os sintáis identificados con ellas, que os lleguen y transmitan algo…, eso es lo que realmente importa. Siempre trato de conseguir unos REPORTAJES DE BODA naturales y modernos. Para captar gestos, miradas, sentimientos, en defintiva la esencia de cada instante, considero que el fotógrafo tiene que ser un invitado más. Os aseguro que lo soy, siempre en un segundo plano pero muy atento a todo lo que está sucediendo, no me pierdo nada…

Logro que cada pareja sea retratada como es, de una forma sincera y especial. Me gusta que las cosas pasen por que sí, sólo de ese modo puedo lograr mi objetivo, imágenes llenas de emociones y que por alguna razón transmiten algo…

Tras muchos años de experiencia, considero que es muy importante el feeling y confianza en el fotógrafo que vosotros decidáis contratar para que os acompañe en un día tan importante para vosotros, posiblemente uno de los más importantes de vuestras vidas. Es necesario que os sintáis a gusto con esa persona que va a conseguir “robaros” un poquito de vuestra alma, para que las fotografías tengan esa fuerza tan necesaria y transmitan esas sensaciones y emociones tan presentes en ese día.

Si algo he aprendido de la fotografía de bodas es que mi trabajo no vale tanto ahora como lo que valdrá cuanto más tiempo pase. Los recuerdos se borran, se difuminan con el tiempo. Yo entrego algo más que un producto… entrego momentos, recuerdos, sensaciones, plasmados en imágenes, que cobrarán mucho más valor cuando pasen los años.
ÉRASE UNA VEZ…
¿Te gustaría que contaramos tu boda como si fuera una película de cine?
Te ofrecemos una visión diferente de ese día tan especial para vosotros. ¡No hacemos videos de boda, hacemos películas cinematográficas!
En nuestras películas se cuida mucho cada detalle, tanto en la grabación como en la posterior edición. Sabemos que es posible volver a recuperar la ilusión y encanto por los vídeos de boda… Simplemente disfruta y sientete protagonista, y verás que existe un concepto diferente para los vídeos de boda.
PARA TI…
Quiero ayudarte a inmortalizar esos momentos únicos en la vida de una mujer y una pareja…
Es una etapa preciosa en la que sabes que a partir de ahora tu vida cambiara muchísimo. Empiezas e experimentar ese cambio tanto en tu físico como en tu psíquico…, sólo tú sabes que se siente cuando tienes a una personita creándose en tu interior, sus patadas, sus latidos, sus movimientos…
El mejor momento para hacer estas sesiones es en la semana 32-34, que es cuando la barriguita está perfecta. Suelo estar con vosotras alrededor de hora y media.
Deja que yo inmortalice esa etapa maravillosa con una sesión de fotos donde cuidaré hasta el último detalle y conseguiré que te sientas muy cómoda delante de la cámara, logrando así un reportaje donde las imágenes hablarán por sí solas…
Mi objetivo es llegar a emocionar con cada imagen y que recuerdes con cariño esos largos días de espera, donde lo más importante eres tú.
Primera Comunión
Reportajes y fotografías de Primera Comunión, diferentes y únicos. Aplicamos todo nuestro toque artístico y profesional para que guardes siempre un recuerdo entrañable de la Primera Comunión de tu hijo. Ahórrate problemas y evita sorpresas desagradables confiando el reportaje de la comunión de tu hijo a verdaderos profesionales.

La base fundamental para tener un buen reportaje de comunión es, sin duda, que los niños se sientan cómodos y se olviden de la cámara.

Cuando los padres contratan un reportaje de primera comunión, se les informa que elementos son aconsejables que estén presentes en las sesiones con el fin de que los niños tengan mejores sensaciones ante la cámara. Según la idea de los padres y la propia personalidad de los niños estos elementos de primera comunión pueden ser desde mascotas, peluches hasta cualquier otro objeto personal del niño que haga que éste se sienta cómodo y se abra emocionalmente ante una pieza tan extraña e intimidadora, para ellos, como puede ser un objetivo de cámara y toda la parafernalia de focos y luces asociadas a la sesión.

Cuando llega el día del reportaje de comunión lo primero que hacemos, es presentarnos y enseñarles tranquilamente el estudio. Queremos así que los niños vayan tomando confianza ante un entorno desconocido y acercarnos a su zona de confort.

Les dejamos que se vistan y preparen tranquilamente y les vamos explicando para que sirve cada uno de los elementos que vamos a utilizar: flashes, paraguas, reflectores, fondos, etc. Esto permite que los niños vean con naturalidad como funciona todo lo que tienen a su alrededor, haciendo que los sonidos y luces les vayan siendo familiares.

Comenzamos la sesión tranquilamente, casi como si de un juego se tratara, gastándoles bromas, hablando de sus gustos y aficiones. Durante la sesión les vamos mostrando, de vez en cuando, alguna foto en la cámara para que puedan sentir el resultado del trabajo.

El objetivo final es que los niños no posen forzadamente, sino que vayan improvisando poses y gestos. Que la naturalidad surja espontáneamente y se refleje en las fotografías.

Todo este tiempo de preparación del reportaje, que para nosotros es tan importante, contribuye, sin duda, a crear un ambiente de trabajo relajado y que los niños disfruten.

Los resultados son más que buenos, los niños se sienten orgullosos de sus fotos y los padres aún más. Intentamos siempre sacar lo mejor de estos pequeños artistas ante la cámara y para ello nos tomamos muy en serio nuestro trabajo.
Bautizo
Porque el día del bautizo de tu bebé es inolvidable, cuenta con nosotros para hacer un reportaje de bautizo a tu bebé en el estudio, encargar los recordatorios de bautizo o realizar el reportaje en la iglesia.

Disfruta de la ceremonia sin preocuparte por nada, con la seguridad y la confianza de que todos los momentos de ese día quedarán inmortalizados.